Toldo.net

Los mejores precios en Toldos y Pérgolas en Toldo.net

Consejos de Toldo.net

MANTENIMIENTO DE UN TOLDO

Un toldo es un sistema de protección solar, práctico, funcional y con mantenimiento sencillo.Sin embargo, para una mayor duración, es necesario cuidar algunos aspectos:

   Recoger el toldo en caso de lluvia, viento, nieve, etc..a menos que disponga de un sistema de recogida automatizado.
   Verificar que ningún obstáculo impida las maniobras de apertura o cierre. NO FORZAR NUNCA EL TOLDO.
   Es recomendable realizar una revisión periódica de los toldos .Póngase en contacto con cualquier instalador del Grupo Profesional del Toldo y solicite una revisión y puesta a punto.
    Para lograr el mejor mantenimiento de nuestro toldo los toldos mas recomendados son los TOLDOS COFRES que mantienen la lona protegida del polvo y la lluvia.De esta forma, nuestro toldo durará mas y estará siempre con mejor aspecto.

En caso de lluvia
En caso de lluvia fuerte y/o persistente debe recogerse el toldo para evitar que se dañe. Si el toldo se ha enrollado húmedo, tan pronto como sea posible debe extenderse para que se seque.

Como limpiar una lona de un toldo o pérgola
El toldo, como es natural, se ensucia debido a la exposición continuada a la intemperie, a la contaminación, y a la lluvia que contiene suciedad y microorganismos que pueden permanecer en forma de mancha cuando el agua se evapora. Por ello sugerimos algunos métodos de limpieza según el tipo y el grado de impregnación de la mancha.

1. Para eliminar la suciedad seca hacerlo por aspiración. MUY IMPORTANTE: Siempre y cuando esté seco, no se debe realizar esta operación cuando aún esté mojado. Este es el método de limpieza menos corrosivo para no dañar el recubrimiento de acabado del tejido.

Se debería intentar primeramente este método antes que cualquier otro.

2. En caso de que la mancha no desaparezca  sugerimos un suave cepillado, con un cepillo o una esponja, utilizando un gel neutro con gran cantidad de agua. Nunca hacer uso de una gran cantidad de jabón, por su dificil eliminación posterior, y nunca jabones abrasivos ya que el recubrimiento del TEFLON® puede quedar dañado. No utilizar agua caliente.

3. Si estos metodos fallan entonces puede repetir la operación del segundo paso empapando una esponja con un disolvente suave llamado tricolorethane y cepillando suavemente encima de la mancha.